Un contrato firmado a espalda de los clubes de la LNSV

Surf

Miembro de oro
Posteador destacado
7.566
1.720
1.072
Océano
23 May 2020


La fiesta comenzó y los dueños de la misma no fueron invitados. Así es, la Federación Peruana de Voleibol (FPV) y la empresa Media Network (Movistar) firmaron por cuatro años el contrato que posibilitará al canal de cable transmitir en forma exclusiva la Liga Nacional Superior de Voleibol (LNSV) sin que ninguno de los realmente involucrados – es decir, los clubes – sean invitados a participar de su redacción.

Ayer, Gino Vegas – presidente de la FPV y la señora Lucía Corzo, gerente de Marketing de Media Network – firmaron el contrato de largo aliento sin que se sepa cuál es el monto real del mismo, ni sus alcances comerciales. La gran diferencia respecto a otros contratos establecidos con esta misma empresa, es que en esta oportunidad la “perita en dulce” es la LNSV y no las diversas selecciones nacionales. Es decir, a Media Network le interesa muy poco el seguimiento de nuestras diversas representaciones con la banda rojiblanca en el pecho, la Liga Intermedia, la Liga masculina y otros.



Lo más curioso del caso es que la FPV anunció con bombos y platillos un contrato que se venía gestando hacía muchos meses, como si la administración del señor Vegas hubiera sido la gran gestora de este flamante documento.

Aquí vale preguntarse lo siguiente: si la FPV no ha podido pagar hasta la fecha los premios que deben a los clubes (con el dinero que Movistar canceló hace meses), ¿cómo es posible que se le vuelva a dar a esta misma institución la responsabilidad de manejar los dineros de los clubes por espacio de cuatro años? ¿El gato en el despensero?

Sin duda, los clubes también tienen una gruesa responsabilidad en todo este asunto. La falta de unidad y el manejo de criterios conjuntos, ha posibilitado que la FPV vuelva a hipotecar el futuro de estas instituciones por cuatro más. ¿Es justo que los principales protagonistas de la fiesta del voleibol no tengan nada que opinar? Creemos que no.

La formación de una Asociación de Clubes de Voleibol es más que urgente, pues está comprobado que la FPV no tiene el más mínimo respeto por las instituciones que verdaderamente mantienen vivo este deporte. Una última pregunta: ¿qué pasaría si los 10 clubes de la LNSV se niegan a jugar este torneo? Respondan, señores de la FPV.

 
Arriba Pie