Se cae el cuento del Club de la Construcción... UNOPS, y no el gobierno regional de Moquegua, negoció con Obrainsa

Calinse

Miembro maestro
927
580
182
´
11 May 2020
María Elena Hidalgo
María Elena Hidalgo
[email protected] mhidalgo1973
22 Oct 2020 | 5:04 hActualizado el 22 de Octubre 2020 | 8:43 h

Evidencia documental. UNOPS fijó el monto referencial para la obra. Obrainsa y Astaldi ofertaron un monto superior, pero el organismo internacional consiguió que lo rebajaran.
Un equipo de la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS) fue el que estableció el monto del proyecto de irrigación Lomas de Ilo por encargo del gobierno regional de Moquegua. Además, fue responsable de negociar con el consorcio compuesto por las empresas Obrainsa y Astaldi una rebaja de la oferta que había presentado, de acuerdo con los documentos del proceso de licitación a los que tuvo acceso La República.

Los funcionarios de UNOPS fijaron como precio base del proyecto, un total de 82 millones 680 mil 255 soles. El consorcio de UNOPS y Astaldi propuso 86 millones 454 mil 818 soles, una cantidad sobre llo que había previsto el organismo internacional. Sin embargo, según los documentos del proceso de licitación, los encargados de UNOPS lograron que las empresas Obrainsa y Astaldi bajaran el monto a 80 millones 981 mil 137 soles, mucho menos respecto a la cifra referencial. Significó 1 millón 699 mil 118 soles por debajo del costo que fijó UNOPS.

El expediente de la licitación refiere que la negociación de la reducción de la propuesta de Obrainsa y Astaldi se hizo con la participación de representantes de este consorcio y funcionarios de UNOPS. No aparece consignada la intervención de personas del gobierno regional de Moquegua.

Como puede apreciarse en el extracto del documento sobre la licitación, UNOPS señala claramente que la cifra final fue ''una oferta negociada'' con el consorcio de Obrainsa y Astaldi. No se menciona que hayan tenido algún papel funcionarios del Gobierno Regional de Moquegua.

también obtuvo una copia del contrato suscrito el 6 de diciembre del 2013 por el gerente del Proyecto Especial Pasto Grande, del gobierno regional de Moquegua, José Núñez Herrera; y por el ingeniero residente del consorcio, Francisco Olivari Palacio. El monto acordado es exactamente el mismo que fijaron UNOPS y Obrainsa con Astaldi.

Por la parte de la UNOPS, suscribe los documentos de la licitación el oficial a cargo del proyecto, el brasileño Fernando Cotrim Barbieri.

Estos hechos documentados del proceso de licitación no cuadran con la versión del aspirante a colaborador eficaz, que sería el exgerente de Obrainsa Elard Tejeda Moscoso. Este testigo aseguró al fiscal Germán Juárez Atoche que hizo un presunto pago ilícito al exgobernador de Moquegua Martín Vizcarra para conseguir la adjudicación de la obra de riego Lomas de Ilo.

Según el testimonio de Tejeda, el dinero fue una compensación por haber filtrado a Obrainsa y Astaldi el monto que necesitaban ofertar para quedarse con la obra pública. Es decir, Vizcarra les habría dado la cifra con la que se aseguraban la adjudicación del proyecto.

Pero los documentos indican, más bien, que fueron funcionarios de UNOPS que manejaban el proceso de licitación los que solicitaron a Obrainsa y Astaldi que disminuyeran el monto que habían ofertado. La evidencia documental indica que, efectivamente, Obrainsa y Astaldi aceptaron la sugerencia de los oficiales de UNOPS y es así que les dieron la buena pro y, a continuación, el gobierno regional tres días después firmó contrato con el consorcio.

Este diario ubicó al exgerente general del Proyecto Pasto Grande que suscribió el contrato con Obrainsa y Astaldi, José Núñez Herrera. Este exfuncionario del gobierno regional de Moquegua durante la gestión de Martín Vizcarra, sin embargo, se excusó de responder a las preguntas y arguyó que todo lo relacionado con el proyecto de irrigación Lomas de Ilo estaba en el expediente. ''Ahí están todos los números'', señaló.

Los documentos obtenidos por este periódico permitirán a las autoridades del caso preguntarle a Elard Tejeda a cambio de qué, presuntamente, pagó 1 millón de soles a Vizcarra, teniendo en cuenta que la negociación sobre el monto final de la obra lo definieron Obrainsa y Astaldi directamente con los oficiales de la UNOPS, sobre los que ningún funcionario del gobierno regional de Moquegua tiene autoridad.

Pero también hay otro dato relevante que no ha pasado por alto ante los ojos de las autoridades que investigan al “Club de la Construcción”, al que perteneció Obrainsa. Estas empresas pagaban sobornos para quedarse con obras públicas, con ofertas que alcanzaban hasta el 108% respecto al valor referencial. No coimeaban para quedarse con un proyecto por debajo de la oferta que presentaban.

Sin embargo, en este caso del proyecto de Lomas de Ilo, Obrainsa se adjudicó la obra al 97,94% en relación con el valor referencial. ¿Pagó soborno por una obra por debajo de lo que había ofertado? Tejeda deberá aclarar el misterio.

Obrainsa rebajó su oferta
grupo larepublica


Los corruptos de siempre han armado el cuento de la coima, pero como la mentira no tiene recuerdo, y tampoco puede ser documentada porque no existe, comienzan a salir los documentos donde la versión dada por el Presidente Vizcarra es corroborada, en cambio la versión de Obrainsa y de su Gerente Tejeda, es cuestionada... no se puede entender el motivo de la coima... el Club de la Construcción coimeaba para que las licitaciones sean ganadas por el 108%... o sea un 8% mas de la propuesta Base, de ahi salian para las coimas y gastos adicionales... en cambio la UNOPS logra una rebaja sobre el precio Base, ustedes pagarian una coima si les estan recortando las ganacias, no solo no ganaran el 8% adicional, sino que perderán un 2% si vamos a los números... son cerca de 8 millones en contra... no tiene sentido, no es lógico y menos coherente con el desempeño corrupto de tales empresas... por eso el cuentazo del soborno se cae... los que tanto se alegraron terminaran como siempre mordiéndose el rabo...
 

Heraldo Azul

Miembro maestro
397
232
82
surco
7 Jul 2020
Sencillamente, contundente.
El buen periodismo de investigación ha derrotado nuevamente a la maniobra desinformativa que pretendía manipular a la opinión pública.
Esto se tumba la validez de las versiones propaladas por los aspirantes a colaboración eficaz.
Y de pasada, le quita todo sustento al pretexto esgrimido por los golpistas.
 

Prudencio

Miembro de oro
5.335
2.587
572
Puente Camote
24 Abr 2020
De todas maneras sonaba raro eso que de repente apareciera un ejército de colaboradores eficaces dispuestos a cantar una misma cháchara incriminadora. Ya pues...
 

Heraldo Azul

Miembro maestro
397
232
82
surco
7 Jul 2020
De todas maneras sonaba raro eso que de repente apareciera un ejército de colaboradores eficaces dispuestos a cantar una misma cháchara incriminadora. Ya pues...
Un grupito de aspirantes a colaboradores eficaces que todavía no pueden serlo porque no han aportado ninguna prueba que demuestre la verdad de sus aseveraciones.
 
Arriba Pie