• La tienda virtual de Foros Perú Club ha abierto sus puertas. Ahora, con ClubCoins, podrás canjear items virtuales para mejorar tu experiencia en el foro. ¡Has clic aquí!
  • Si deseas organizar tu propio concurso o evento sobre un tema específico, te invitamos a comunicarte con la cuenta de Staff a través de la mensajería privada. Valoraremos tus ideas, incluyendo las reglas, y demás detalles que desees proponer.
  • ¡Únete ahora a nuestro canal de telegram para no perderte nada! Clic aquí
  • Bienvenido Invitado, para mejorar tu estancia y comodidad en el foro, ahora podrás elegir el diseño de tu preferencia: Clásico, Nocturno clásico, FPC Dark, FPC Light, Dark 2 y Súper Dark

Daniel Urresti ya no representa al antifujimorismo. Su traición no debe ser olvidada.

Heraldo Azul

Miembro maestro
Registro
7 Jul 2020
Temas
70
Mensajes
470
Likes
254
Puntos
102
Ubicación
surco

Atte.

Víctor M. Castillo S.

El fracaso de la intentona golpista nos ha dejado un conjunto de lecciones: se ha confirmado la naturaleza trapacera y vil de las que orquestaron el golpe, ha mostrado una grata sorpresa en el apoyo brindado por Cáceres Licra y Verónika Mendoza y ha recuperado a Julio Guzmán como un líder presidenciable y ha confirmado a George Forsyth como un político con proyecciones.
También ha permitido descubrir el real compromiso de Urresti con las convicciones y compromiso del antifujimorismo en la defensa de la Democracia peruana. Daniel Urresti ha quedado descalificado para representar al antifujimorismo. Ha cometido traición y eso no puede ser olvidado.
Por su posición, su experiencia y su pasado Urresti no puede ser calificado de ingenuo o de idiota, ni puede ser visto como un sujeto desconcertado. Por ello, al sumarse a la conjura golpista Urresti ha mostrado que su supuesto antifujimorismo no era más que una manifestación de hipocresía y cálculo político. Su fácil verborrea y su ditirambo farsesco y polemizante ya no pueden engañar a nadie. No era necesario descubrir las llamadas arteras hacia los comandantes de las Fuerzas Armadas para conocer desde el instante mismo, la índole y finalidad golpista de la maniobra a la cual Urresti prestó su apoyo.
Lo bueno de la coyuntura actual es que ahora las fuerzas de la Democracia han sido depuradas y aparecen con mayor nitidez quienes sí tienen las calidades morales necesarias para merecer la confianza ciudadana el año 2021. En ese grupo ya no se encuentra Daniel Urresti.

 
Atte.

Víctor M. Castillo S.

El fracaso de la intentona golpista nos ha dejado un conjunto de lecciones: se ha confirmado la naturaleza trapacera y vil de las que orquestaron el golpe, ha mostrado una grata sorpresa en el apoyo brindado por Cáceres Licra y Verónika Mendoza y ha recuperado a Julio Guzmán como un líder presidenciable y ha confirmado a George Forsyth como un político con proyecciones.
También ha permitido descubrir el real compromiso de Urresti con las convicciones y compromiso del antifujimorismo en la defensa de la Democracia peruana. Daniel Urresti ha quedado descalificado para representar al antifujimorismo. Ha cometido traición y eso no puede ser olvidado.
Por su posición, su experiencia y su pasado Urresti no puede ser calificado de ingenuo o de idiota, ni puede ser visto como un sujeto desconcertado. Por ello, al sumarse a la conjura golpista Urresti ha mostrado que su supuesto antifujimorismo no era más que una manifestación de hipocresía y cálculo político. Su fácil verborrea y su ditirambo farsesco y polemizante ya no pueden engañar a nadie. No era necesario descubrir las llamadas arteras hacia los comandantes de las Fuerzas Armadas para conocer desde el instante mismo, la índole y finalidad golpista de la maniobra a la cual Urresti prestó su apoyo.
Lo bueno de la coyuntura actual es que ahora las fuerzas de la Democracia han sido depuradas y aparecen con mayor nitidez quienes sí tienen las calidades morales necesarias para merecer la confianza ciudadana el año 2021. En ese grupo ya no se encuentra Daniel Urresti.


Ojalá seas consecuente y este año votes por Porky para Lima pueh :gigggle:
 
Arriba