Daniel Urresti ya no representa al antifujimorismo. Su traición no debe ser olvidada.

Heraldo Azul

Miembro maestro
485
263
102
surco
7 Jul 2020

Atte.

Víctor M. Castillo S.

El fracaso de la intentona golpista nos ha dejado un conjunto de lecciones: se ha confirmado la naturaleza trapacera y vil de las que orquestaron el golpe, ha mostrado una grata sorpresa en el apoyo brindado por Cáceres Licra y Verónika Mendoza y ha recuperado a Julio Guzmán como un líder presidenciable y ha confirmado a George Forsyth como un político con proyecciones.
También ha permitido descubrir el real compromiso de Urresti con las convicciones y compromiso del antifujimorismo en la defensa de la Democracia peruana. Daniel Urresti ha quedado descalificado para representar al antifujimorismo. Ha cometido traición y eso no puede ser olvidado.
Por su posición, su experiencia y su pasado Urresti no puede ser calificado de ingenuo o de idiota, ni puede ser visto como un sujeto desconcertado. Por ello, al sumarse a la conjura golpista Urresti ha mostrado que su supuesto antifujimorismo no era más que una manifestación de hipocresía y cálculo político. Su fácil verborrea y su ditirambo farsesco y polemizante ya no pueden engañar a nadie. No era necesario descubrir las llamadas arteras hacia los comandantes de las Fuerzas Armadas para conocer desde el instante mismo, la índole y finalidad golpista de la maniobra a la cual Urresti prestó su apoyo.
Lo bueno de la coyuntura actual es que ahora las fuerzas de la Democracia han sido depuradas y aparecen con mayor nitidez quienes sí tienen las calidades morales necesarias para merecer la confianza ciudadana el año 2021. En ese grupo ya no se encuentra Daniel Urresti.

 
Arriba Pie