Another Year (Mike Leigh, 2010)

Godard

Miembro maestro
Posteador destacado
Comentarista destacado
508
201
132
Jauja
16 May 2020
Another year

Photobucket

Da gusto volver de vez en cuando a la realidad, ser consciente de que existe algo llamado gravedad, con el cine de Mike Leigh. El último, y portentoso plano, de la magnífica 'Another year' (2010) te deja estampado contra el rugoso suelo. Un golpe seco, la mandíbula desencajada, pero qué gusto da sentir, aunque duela, que uno siente la materia del suelo sobre el que se ha estampado, la materia de las emociones en su desnuda intemperie. No es que resulte su cine deprimente, transpira un exultante canto a la vida, es que no es complaciente, ni siquiera con la desgracia. Su celuloide muerde la vida, como un electroshock que despierta. Sólo hay que pensar en cuánto se abrazan sus personajes, en cómo se reafirma la necesidad de abrazar. Como la de compartir, la de extraer, expresar lo que se retiene dentro, lo que se enquista y hace sentir infeliz, frustrado, desolado. Pero también que, aunque las circunstancias sean precarias o adversas, todo es cuestión de actitud, aunque las circunstancias no cambien ni puedan cambiar. Bien condensado en las secuencias iniciales, con un personaje de breve pero imponente presencia, Janet (extraordinaria Imelda Staunton), una mujer que acude a su doctora para que le 'cure' su insomnio recetándole unos somníferos. En dos secuencias, ésta y una posterior con la psicóloga terapeuta del centro, Gerry (Ruth Sheen), se palpa toda una vida comprimida en su gesto tenso, como si estuviera a punto de explotar, incapaz de comprender o aceptar que haya algo, aparte de unas pastillas, que solucionen su malestar, elusiva a hablar de su vida íntima, porque como llega a reconocer al final (la terapeuta parece que con sus preguntas está pugnando por horadar acero) que en su vida no es posible el cambio. Cuando le pregunta en una escala de uno a diez cómo puntúa la felicidad en su vida, replica 'uno'. Janet, como otros personajes en la obra de Leigh, parece resignada a cohabitar con la insatisfacción congestionada, con la convicción de que no es posible un cambio que sea mejora en sus circunstancias vitales.

Photobucket

En 'Another year', otro año más en la vida, dividida en cuatro partes, correspondientes a cada estación, hay un centro de gravedad, la cálida, entrañable, generosa y conciliada pareja formada por Tom (Jim Broadbent) y Gerry (sí, como los dibujos animados, a los que alguien hace referencia; de hecho, en el mejor de los sentidos, es lo que parecen, tan razonables, tolerantes y comprensivos son). Su forma de habitar la vida, las relaciones, es el opuesto al ensimismamiento, siempre atentos y acogedores con los demás, como preocupados por el medio ambiente (tienen además una pequeña huerta en la que cultivan diversas hortalizas), los efectos que nuestras acciones crean en los demás, en el mundo. A su alrededor,como satelites que se nutren de su luz, oscilan personajes enmarañados en la decepción, la frustración y la ansiedad, como Mary (Lesley Manville), compañera en el trabajo y amiga de Gerry, o Ken (Peter Wight), que sienten, además por su edad, superados los 50, que las oportunidades de encontrar algo llamado felicidad, serenidad, se les escapa. Su ansiedad se refleja en su forma de beber y fumar, esa crispación contenida que se hace más lacerante por el sobrio tratamiento formal de Leigh atento a las accioneS, gestos, miradas, al contraste entre éstos y el conciliado relajo vital que transpira la pareja formada por Tom y Gerry.

Photobucket

Que es una cuestión de actitud se refleja en otro personaje, también solo, Joe (Oliver Maltman), el hijo treintañero de Tom y Gerry, al que frecuentemente preguntan cuándo se echa novia. En Joe no hay crispación, su circunstancia la lleva con serenidad, lo que sea será, ni le domina la ansiedad ni se ensimisma en su carencia. No deja de ser elocuentemente irónico, como si esa actitud fuera la que pueda atraer un cambio que sea mejora (contrapuesto a esa ansiedad desesperada, por ejemplo, de Ken, que casi se convierte en avasallamiento sobre Mary, que no deja, por otro lado, cuando ambos viven pareja circunstancia vital, de rehuirle hasta cruelmente) el que Joe encuentre pareja, Katie (Karina Fernandez). El pasaje de 'Otoño' es fabuloso. Joe les presenta a Katie a sus padres, pero también estará presente Mary, quien, claramente insinuado en sus gestos y miradas previamente, está enamorada de Joe, y no reacciona nada bien ante la 'revelación'. En vez de alegrarse de la felicidad de los otros, de Joe, su conducta con Katie es más que áspera. Es admirable cómo orquesta Leigh la secuencia en la cocina con los cinco personajes, puntuando la planificación con los gestos y miradas de los personajes, ante la tensión que va creando la actitud de Mary, sin que las palabras que se entrecrucen lo expliciten sino de modo indirecto, y que define el inmenso talento de este gran cineasta que hoy en día, como pocos, mira las emociones de frente, sin vaselina, pero sin incurrir en efectismos o complacencias con las miserias, mezquindades y desgracias, como otros cineastas. Por eso, ese plano final, es la más contundente expresión de que no hay mayor enemigo que el ensimismamiento (que al fin y al cabo, te aísla). Siempre será mucho más saludable dar un entregado abrazo. La felicidad hay que darla, no exigirla. Y para eso no hay que ser un dibujo animado, como demuestran Tom y Gerry.

‎'Another year' (2010), de Mike Leigh, aún no estrenada, es otra soberana muestra del gran talento, y de la sensible agudeza, de uno de los más grandes cineastas de la actualidad. De nuevo, una sutilmente elaborada construcción dramática, una precisión preverbial en la narración y en su excepcional forma de caracterizar cada uno de sus personajes. Gran trabajo una vez más de Dick Pope, colaborador habitual en la dirección fotógrafica, y exquisita la banda sonora de Ggary Yerson. Pocos cines hay tan terapéuticos, o que señalen y hurguen en la herida de la falta de inteligencia emocional, como el cine de este gran director británico, que nos recuerda lo importante que es abrirse y darse (abrazar) a los demás.

Fuente: https://elcinedesolaris.blogspot.com/2011/03/another-year.html

Trailer:

Ver Online:
 
Arriba Pie