¿Salta mucho al dormir? Estas son las causas de los espasmos nocturnos

Surf

Miembro diamante
Posteador destacado
10.164
2.428
1.272
Océano
23 May 2020
Estos brincos se dan de manera involuntaria y son tan fuertes que pueden despertar hasta la persona con la que uno comparte la cama.


Por lo general, hay quienes se acaban de dormir o están a punto de hacerlo y, repentinamente, experimentan un brinco que los despierta al instante. La sensación es muy parecida a caer el vacío, por lo que uno abre los ojos de golpe y con el corazón acelerado. ¿Le resulta familiar? Si es así, debe saber que es más común de lo que piensa y que todo tiene una explicación científica.

Estas sacudidas se les conoce como espasmos musculares involuntarios, o “tirón hipnagógico”, y ocurre frecuentemente cuando una persona está a la deriva en el sueño; es decir, durante el estado de vigilia y el sueño profundo. Según el Grupo de Estudios de Trastornos de la Vigilia y el Sueño de la Sociedad Española de Neurología, este fenómeno le sucede al 70% de las personas en el mundo a lo largo de la vida.

Causas
De acuerdo a los expertos, los espasmos musculares nocturnos pueden ser inducidos por sonidos, luz u otros estímulos externos, o incluso una posición incómoda al dormir. Sin embargo, un estudio realizado por la Universidad de Colorado en Estados Unidos afirma que todo tiene que ver con nuestros antepasados.
“Las sacudidas hípnicas podrían ser un reflejo arcaico de la mala interpretación que hace nuestro cerebro durante la relajación muscular del inicio del sueño, como si fuera una señal que alertara a nuestros antecesores dormidos de que se está cayendo del árbol”, señala Frederick Coolidge, autor del informe.

Así, el estudio señala que, en realidad, estos “saltos” son simplemente una reacción cerebral evolutiva, ya que durante nuestra etapa como primates se solía dormir en estado de alerta para anticipar cualquier peligro o posible depredador.

¿Son peligrosas?
Estos “saltos” pueden ser motivo de preocupación para muchas personas, pero la realidad es totalmente distinta. No hay necesidad de alarmarse ante los espasmos nocturnos, pues son reacciones naturales del cuerpo humano.

No obstante, recuerde que este fenómeno puede incrementar su frecuencia debido a otros factores como el estrés, ansiedad, fatiga o falta de sueño. Por ello, tome estos “brincos nocturnos” como una señal de que necesita un descanso profundo y poner en orden sus pensamientos.

 
Arriba